Aislamiento Termoacústico para Coberturas

Por Revista Costos

En el presente informe, cuatro importantes empresas del sector anotan detalles de la importancia de las soluciones de aislamiento termoacústico para coberturas. Además, cada una, desde su particular experiencia, nos expone sus soluciones y nos brindan importantes recomendaciones.

Cualquier edificación, sea para uso habitacional o con fines industriales o comerciales, requiere de coberturas que brinden comodidad a las personas que se encuentran dentro de ella. Dependiendo del lugar donde se ubique el proyecto, se determinará si lo que se busca es aislar el calor o el frío.

Techo cursivo – Aisla Perú.

Pero no es el único factor que se busca neutralizar. En el caso de una edificación residencial, el ruido externo también impedirá la comodidad de los residentes. Por otro lado, si se trata de algún recinto industrial, lo adecuado será evitar que el ruido que se genera dentro se filtre al exterior, causando externalidades en su entorno. Por lo tanto, también será menester encontrar una solución de aislamiento acústico.
Cada proyecto es particular y son varias variables las que se tienen que tomar en cuenta para elegir la mejor solución. Por ello, a continuación, veamos lo que nos detallan las empresas especialistas.

AISLA PERÚ
Las coberturas de edificios, sean estos residenciales o industriales, están expuestos a diferentes condiciones ambientales de acuerdo al lugar donde se ubican. Así lo sostiene la empresa Aisla Perú y añade que cada proyecto presentará diferentes dificultades, y para dotarlas de un buen aislamiento existen también una extensa cantidad de posibilidades de solución.

Aisla Perú señala que en los edificios industriales se busca mantener las oficinas, almacenes o cualquier otra área en un ambiente óptimo, en el que los trabajadores puedan ejercer sus funciones con normalidad sin perjudicar la salud. La idea es que cada ambiente del edificio cuente con la temperatura ideal de conservación según su necesidad. A ello también se añade la necesidad de algunas naves industriales de controlar la salida del sonido con el fin de evitar la contaminación acústica.
En cuanto a los edificios residenciales, Aisla Perú indica que lo común es que se busque tener ambientes a una temperatura ideal con un buen confort. Además, en este caso, el aislamiento acústico cumple el objetivo de disminuir el sonido ocasionado por agentes externos al edificio.
Para ambos casos, según la empresa, existen diferentes soluciones, tanto en lo térmico como en lo acústico. La solución podría variar según los requerimientos del cliente y factores

“Si se opta por lana mineral de roca o lana de vidrio deberá contar el producto con foil de aluminio como barrera y así evitar la propagación del material aislante. En caso de aplicar poliuretano proyectado ya no hay necesidad de sistemas de sujeción, tanto para cubiertas inclinadas como planas”

Aislante térmico de aluminio – Aisla Perú.

ambientales, pues existen diversos materiales que pueden emplearse. Aisla Perú indica que los más comunes son la lana mineral de roca, la lana de vidrio y el poliuretano.
Lograr un correcto aislamiento en la cubierta implicará, primero, considerar algunos factores. Aisla Perú indica los siguientes:

  • El tipo de material que se va a emplear según la temperatura que se quiere aislar
  • Si se requiere que la cobertura sea cortafuego
  • Detalle de los decibeles acústicos que se busca aislar
  • El espesor del aislamiento. Aisla Perú considera que un espesor de aislamiento correcto puede variar desde las 2” hasta las que requiera el proyecto (con previas pruebas acústicas).
  • Considerar un material acústico de mediana densidad que pueda estar entre los 20 kg/m3 hasta los 100 kg/m3. Según la empresa, nuevamente dependerá de las necesidades del proyecto debido a que las ondas del sonido varían en intensidad según el lugar y tamaño del recinto.
  • En la parte estructural se debe contar con materiales que impidan el ingreso del agua por lluvias para no afectar el aislamiento
  • Evitar los puentes térmicos o acústicos en la parte estructural, pues esto afectará directamente a la función de aislamiento y dará una sensación de no contar con aislamiento alguno.

En cuanto a los materiales empleados para lograr un buen aislamiento termoacústico, la empresa sostiene que si no se cuenta con una cubierta de techo se puede usar paneles tipo sándwich de poliuretano o lana de mineral de roca. Este último, explica la empresa, viene con cubierta metálica y da buenas prestaciones térmicas y acústicas; además, su instalación es sencilla y rápida.
Empero, si ya se cuenta con una cobertura que, además, es de metal y no se quiere perder la estructura que tiene el techo, entonces se presentan más opciones. Aisla Perú sostiene que para las coberturas de lámina metálica simple (que suele ser el acero galvanizado) se debe agregar

una capa de aislamiento térmico adherida a la cara inferior de la cobertura por intermedio de sujetadores y/o bastidores. “Los más eficientes son la lana mineral de roca, la lana de vidrio y el poliuretano proyectado”, comenta.
“Si se opta por lana mineral de roca o lana de vidrio deberá contar el producto con foil de aluminio como barrera y así evitar la propagación del material aislante. En caso de aplicar poliuretano proyectado ya no hay necesidad de sistemas de sujeción, tanto para cubiertas inclinadas como planas”, explica la empresa.
Aisla Perú agrega que también se usan los aislantes reflexivos de espuma de polietileno aluminizado en ambas caras. “Son muy buenas opciones si hay un elevado calor por radiación que normalmente se usa en galpones o en techos residenciales”, resalta.
Además, resalta que en coberturas de lámina simple y de panel tipo sándwich el beneficio del aislamiento acústico generado es solo al ruido aéreo más no al ruido por impacto, ya que en este caso el ruido se debe a la vibración en la cobertura, generado por la caída de la lluvia, granizo o un impacto mecánico. Para hacer frente a esto, resalta la importancia de seleccionar adecuadamente el espesor y la densidad del aislante con el fin de tener una solución eficiente.
Por otro lado, en el caso de contar con un techo de concreto, la empresa subraya que también se puede aislar por debajo del techado, empleando falsos techos suspendidos en el interior del edificio. Estos se encargarán de sostener el material aislante que puede ser también lana mineral de roca, lana de vidrio o el poliuretano extruido, según la calidad térmica y acústica que se busque.

Factores como qué coeficiente de aislamiento requerirá la cobertura, así como otros requisitos de reacción y resistencia al fuego, entre otros, deben ser tomados en cuenta para determinar el material que será necesario.

Panel tipo sándwich termoaislante – Alquimodul.
Paneles sándwich termoaislantes – Alquimodul.

ALQUIMODUL
Álvaro Coll, gerente general de Alquimodul, señala que, debido al desconocimiento que hay sobre los materiales aisladores (térmicos y acústicos) y sistemas de aislamiento, se habla solo de paneles termoacústicos. Por ello, considera fundamental que, primero, el cliente se asesore con

profesionales especializados en el tema, con el fin de dar con la solución idónea para el proyecto.
“Hay algunos [materiales] que son buenos aislantes térmicos; otros, aislantes acústicos. Cada uno tiene diferentes particularidades en cuanto a su comportamiento al fuego o al tipo de inclinación necesaria para su instalación”, afirma.

En esa línea, el representante de Alquimodul comenta que la empresa oferta al mercado diferentes sistemas de coberturas aisladas, como los paneles sándwich termoaislantes con núcleo aislante de poliestireno o poliuretano o lana de roca, las cubiertas deck en el caso de no contar con la suficiente inclinación para utilizar paneles y otro producto más económico, consistente en láminas térmicas con espuma de polietileno aluminizadas, las cuales se colocan bajo techos de calamina existentes para aislar el ambiente y reducir el calor.
Los materiales a utilizar para la tarea de aislar las coberturas dependerán del proyecto, según el vocero de Alquimodul. Factores como qué coeficiente de aislamiento requerirá la cobertura, así como otros requisitos de reacción y resistencia al fuego, entre otros, deben ser tomados en cuenta para determinar el material que será necesario.
No obstante, a decir del gerente general de la empresa, los paneles más utilizados en todo tipo de proyecto son de poliestireno o poliuretano inyectado. Esto debido principalmente a su buena reacción calidad-precio.
“Los paneles termoaislantes de lana de roca son los únicos que ofrecen resistencia al fuego de 30, 60, 90 o 120 minutos de acuerdo al espesor, pero son más costosos”, agrega Álvaro Coll.
Por otro lado, en cuanto al aislamiento acústico para coberturas, el representante de Alquimodul sostiene que tanto el poliestireno como el poliuretano son, en general, “malos aislantes acústicos”. Esto se debe, según Coll, a que estos dos son materiales rígidos que no amortiguan las

“Recomendamos el uso de accesorios metálicos, tales como cumbreras, canaletas, esquineros y cenefas que complementan la instalación de los paneles y brindan mayor hermeticidad a fin de garantizar un correcto aislamiento”

Calaminon.

ondas de sonido. “Sus prestaciones son aceptables para frecuencias agudas, pero no para medias o graves”, añade.
Sin embargo, la lana de roca si tiene la capacidad para aislar adecuadamente el sonido externo. “El único material que realmente es buen aislante acústico es la lana de roca. Por ello, si lo que el proyecto requiere es aislar el ruido; entonces, recomendaría estos paneles [de lana de roca]”, subraya el gerente general de Alquimodul.

CALAMINON
Las soluciones constructivas que oferta Calaminon al mercado brindan aislamiento térmico tanto para cubiertas como para fachadas. Así lo señala la arquitecta Débora Pizarro, asesora comercial de la empresa.
Este aislamiento térmico, según la vocera de Calaminon, se logra a través del revestimiento de coberturas y fachadas con paneles metálicos tipo sándwich, los cuales están conformados por planchas de acero aluminizado y/o galvanizados con núcleos de materiales

Panel termoaislante – Calaminon.

termoaislantes.
La instalación de estos productos se puede realizar sobre una estructura metálica, de madera o de concreto. Además, no requieren de un tratamiento adicional como acabado final.
“Recomendamos el uso de accesorios metálicos, tales como cumbreras, canaletas, esquineros y cenefas que complementan la instalación de los paneles y brindan mayor hermeticidad a fin de garantizar un correcto aislamiento”, añade la

asesora comercial de Calaminon.
En cuanto a los materiales que emplea la empresa para lograr el aislamiento acústico en sus coberturas, la Arq. Débora Pizarro indica que cuentan con paneles termoaislantes con 2 tipos de núcleos: poliestireno expandido y espuma de poliuretano.
“Estos productos se puedan fabricar en diversos espesores, según el requerimiento del proyecto, la ubicación, tipo de actividad a desarrollar, entre otros”, explica.

“Las características de la lana de vidrio varían de acuerdo a la zona bioclimática. Puede variar el espesor y la densidad. Aunque con una densidad de 12kg/m3 podemos estar cubriendo la mayoría de las zonas bioclimáticas indicadas en la norme EM110 del RNE”

Volcan señala que la lana de vidrio es un material termoacústico importante en el sistema Drywall.
Techos termo acústicos TV5 y TV6 – Volcan.

Sobre los paneles TAT 1010 y TAP 1180 con aislamiento de poliestireno expandido (EPS), la representante de Calaminon indica que estos presentan una gran capacidad de aislamiento térmico, tanto para climas fríos como calurosos. Además, destaca su gran resistencia a los microorganismos, puesto que no se pudre ni se enmohece.
En referencia a los paneles TAT 1060. TAF 1060, TAP 1160 con aislamiento de espuma de poliuretano, subraya que estos presentan un núcleo de espuma rígida inyectada a presión. “La principal ventaja del poliuretano es que alcanza un alto nivel aislante térmico con un espesor mínimo”, añade.
Por otro lado, para poder manejar un adecuado aislamiento acústico, la Arq. Pizarro recomienda el uso de revestimientos con paneles metálicos con núcleo de lana de roca. Esto

permitirá la reducción del ruido de un ambiente a otro.
“Estos paneles se pueden emplear como revestimiento exterior de muro y techo, o como tabiquería y cielo raso interior. Puede ser instalado también sobre una estructura metálica, de madera o concreto”, puntualiza.

VOLCAN
Si el aislamiento termoacústico que se busca generar debe aplicarse a coberturas de placas de drywall, entonces la empresa Volcan es la experta. A decir de Omar Barahona, subgerente técnico de Volcan, para lograr el aislamiento térmico correcto primero será necesario conocer la región bioclimática en la cual se ubica el proyecto. Con esta información se podrá determinar con exactitud el tipo de aislante térmico que se necesitará utilizar.
Barahona resalta que es necesario que

todo tabique de drywall también contenga el aislante térmico correcto. El material aislante que considera la empresa para este objetivo es la lana de vidrio, cuya densidad y espesor, según la empresa, dependerá de las necesidades del proyecto.
“Las características de la lana de vidrio varían de acuerdo a la zona bioclimática. Puede variar el espesor y la densidad. Aunque con una densidad de 12kg/m3 podemos estar cubriendo la mayoría de las zonas bioclimáticas indicadas en la norme EM110 del RNE”, explica el vocero de la empresa.
Por otro lado, en cuanto al aislamiento acústico, Barahona sostiene que primero será necesario saber la cantidad de decibeles que emite la fuente de ruido que se quiere apaciguar. Teniendo esta información se podrá determinar las características del material aislador.
“Lo que ayuda a reducir el ruido es la masa; por ende, se debe usar lana de vidrio de alta densidad y placas de 15mm de espesor. En algunos casos se pueden usar hasta 3 placas por lado más la lana. Un tabique de ese tipo puede absorber un promedio de 48 decibeles”, añade.
Asimismo, el subgerente técnico de Volcan comenta que actualmente cuenta con 2 tipos de coberturas termoacústicas: las TV5 y TV6. Estas son coberturas de UPVC, material que tiene una conductividad térmica muy baja y que, además, transmite mucho menos calor que las coberturas de acero, polipropileno, arcilla y fibrocemento.
Además, Barahona asegura que sus múltiples capas proporcionan una mejor aislación acústica, lo cual permite una reducción del paso del ruido en un promedio de 22 decibeles.
Entre las ventajas de estas coberturas termoacústicas, el vocero de Volcan destaca que son más ligeras que las tradicionales, no se oxidan, no producen hongos ni se rompen al impacto. “Todas estas características la hacen perfecta para proyectos tanto domésticos como para proyectos, industriales, comerciales o agroindustriales”, agrega.

Leave a Comment